domingo, mayo 19, 2024
spot_img

Se tensan las negociaciones entre el Mercosur y la Unión Europea por la normativa que exige productos importados libres de deforestación

Más Leídas

Las autoridades brasileñas expresaron su preocupación por la reciente legislación promulgada por la Unión Europea (UE) que prohíbe la importación de productos vinculados a la deforestación, argumentando que esta normativa está complicando las negociaciones de un acuerdo comercial con el bloque sudamericano del Mercosur.


En abril, los legisladores de la UE aprobaron una regulación que exige a los productores de productos básicos como soja, carne de vacuno, café, madera y otros, demostrar que sus cadenas de suministro están libres de deforestación. Esta medida, que busca reducir la huella ambiental de los productos importados a la UE, generó inquietud en Brasil, uno de los principales exportadores de estos productos.

El vicepresidente de ese país, Geraldo Alckmin, manifestó su preocupación durante una conferencia organizada por el grupo de procesadores de soja Abiove, afirmando: «No debemos permitir que esta legislación perturbe el acuerdo comercial entre Mercosur y los 27 países de la Unión Europea».

Aunque la responsabilidad de cumplir las nuevas normas recae en los importadores de la UE, la secretaria de Comercio Exterior brasileña, Tatiana Prazeres, subrayó que no se puede ignorar el impacto comercial en las conversaciones, que conlleva un aumento de costos y burocracia para los exportadores. «No se puede ofrecer con una mano lo que se quita con la otra», destacó durante la conferencia.

No obstante, Prazeres también destacó que las negociaciones entre la UE y el Mercosur presentan una oportunidad para influir en la aplicación de las normas sobre deforestación y encontrar formas de compensar con concesiones comerciales que mantengan un equilibrio en el acceso al mercado.

Un diplomático europeo expresó: «Realmente no les gusta la directiva sobre deforestación, pero estamos intentando tranquilizarles para que la aplicación tenga en cuenta algunas de sus preocupaciones».

Tanto Prazeres como el secretario de Economía y Finanzas del Ministerio de Asuntos Exteriores, Mauricio Lyrio, expresaron su optimismo acerca de poder anunciar la conclusión de las negociaciones comerciales entre el Mercosur y la UE en una cumbre programada para el 7 de diciembre. Además, reiteraron la posición del Gobierno brasileño de que la ley de deforestación de la UE es considerada proteccionista, arbitraria e incompatible con las normas de la Organización Mundial del Comercio (OMC). Las negociaciones continuarán en busca de un acuerdo que satisfaga a ambas partes y permita la continuación del comercio entre Mercosur y Europa.

spot_img

Temas relacionados

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

spot_img

ULTIMAS NOTICIAS

- Advertisement -spot_img
- Advertisement -spot_img