sábado, mayo 25, 2024
spot_img

Murió uno de los tres guacamayos rojos nacidos en el Iberá y descubren que fue alimentado por humanos

Más Leídas

Uno de los tres pichones de guacamayo rojo que nacieron en los últimos días en estado silvestre en los Esteros del Iberá murió y detectaron que había sido alimentado con semillas provistas por humanos, informaron hoy fuentes de la fundación Rewilding Argentina, a cargo del proyecto de reinserción de esa especie en Corrientes.

 

Representantes de la ONG ambiental en Corrientes dieron aviso a las autoridades locales sobre la muerte de un pichón de guacamayo rojo en cuya necropsia se descubrió que había sido alimentado con semillas de girasol, una oleaginosa no nativa perjudicial para estas aves.

 

La muerte se produjo luego de que eclosionaran tres huevos surgidos de la pareja de guacamayos rojos llamados Nioky y Sopa, incorporados a la reserva de los esteros del Iberá por Rewilding Argentina, los primeros en 150 años, según explicó la organización.

 

Uno de esos pichones a los pocos días aparece muerto y en la necropsia se le encuentran en el buche restos de semillas de girasol, justo en el momento que nos llega la información de que había una mujer, que es operadora de turismo, guía del parque provincial, coordinadora de un Club de Observadores de Aves (COA) de la localidad de Ituzaingó, que estaba cebando a los guacamayos con una bandeja donde ponía diferentes semillas, entre ellas de girasol”, sostuvo en diálogo con Télam la referente de la fundación, Marisi López.

 

Una especie extinta y reintroducida al país

La fundación Rewilding Argentina comunicó este domingo el nacimiento de tres guacamayos rojos en su reserva de los Esteros del Iberá, en Corrientes, «probablemente» los primeros en nacer tras 150 años de extinción en estado silvestre, indicó la institución, que celebró el «gran paso» para recuperar la especie. Uno falleció esta semana.

«Una pareja de guacamayos rojos sacó adelante 3 huevos, que eclosionaron y dieron lugar a los tres primeros pichones silvestres en libertad, algo que no ocurría probablemente hace más de 150 años en nuestro país», informó oportunamente Rewilding Argentina a través de un comunicado.

La fundación, que tuvo origen en The Conservation Land Trust del fallecido Douglas Tompkins, inició en 2015 el trabajo científico para reintroducir el guacamayo rojo en el Iberá. «El nacimiento de estos pichones silvestres en Parque Iberá es un gran paso para la recuperación de la especie en Argentina», indicó la organización, que había comunicado a fines de junio pasado la liberación de cinco ejemplares de esa ave.

En mayo de este año se registró la puesta de un huevo por parte de una pareja de guacamayos liberada en un portal de acceso a los esteros denominado Cambyretá, mientras que en 2019 se observaron los primeros tres huevos de un casal que representó la primera unión que comenzó a utilizar y defender una caja nido instalada por la fundación.

Fueron los primeros eventos reproductivos registrados en el proyecto y aunque no prosperaron, se determinó que eran «viables».

 

 

Fuente: Télam

spot_img

Temas relacionados

spot_img

ULTIMAS NOTICIAS

- Advertisement -spot_img
- Advertisement -spot_img