sábado, marzo 2, 2024
spot_img

El Gobierno británico anunció la implementación de un impuesto sobre las emisiones de carbono

Más Leídas

El Gobierno británico establece medidas para evitar la «fuga de carbono» y garantizar una transición hacia cero emisiones netas.


En un paso hacia la descarbonización definitiva, el Gobierno británico anunció la implementación de un impuesto al carbono para importaciones, programado para entrar en vigor en 2027. Con el objetivo de respaldar los esfuerzos de reducción de emisiones y evitar la llamada «fuga de carbono», la medida afectará a bienes importados desde países con precios de carbono más bajos o nulos.

A partir de 2027, los productos importados al Reino Unido, tales como hierro, acero, aluminio, cerámica y cemento, provenientes de naciones con precios de carbono más bajos, estarán sujetos a un impuesto. Esta iniciativa tiene la intención de equiparar el precio del carbono aplicado a estos productos con el de los producidos internamente en el Reino Unido.

El Tesoro británico, bajo la dirección del Ministro Jeremy Hunt, explicó que el impuesto busca reducir el riesgo de «fuga de carbono», impidiendo que las emisiones se desplacen hacia países con precios más bajos o sin costos asociados al carbono.

Jeremy Hunt, al destacar el compromiso del Reino Unido con la descarbonización, subrayó que el país ha reducido sus emisiones de manera más rápida que cualquier otro miembro del G7. Sin embargo, señaló que estos esfuerzos podrían no tener éxito si no se evita un aumento de emisiones en el extranjero.

El Mecanismo de Ajuste de Carbono en Frontera (CBAM) de la Unión Europea será el encargado de determinar el impuesto aplicado a las importaciones. Este gravamen dependerá de la cantidad de carbono emitido en la producción del bien importado y de la diferencia entre el precio del carbono en el país de origen y el enfrentado por los productores británicos.

El Ministro de Finanzas aseguró que este impuesto garantizará que los productos intensivos en carbono, como el acero y la cerámica, enfrenten un precio del carbono comparable al de los producidos en el Reino Unido. De esta manera, se busca que los esfuerzos de descarbonización del país contribuyan a reducciones significativas de emisiones a nivel global.

Ruth Herbert, Directora Ejecutiva de la Asociación de Captura y Almacenamiento de Carbono, expresó su respaldo al CBAM, destacando su importancia para la inversión en tecnologías de bajo carbono. Por su parte, William Bain, Jefe de Política Comercial de las Cámaras de Comercio Británicas, acogió con satisfacción el CBAM como un elemento clave para reducir las emisiones de carbono tanto en la economía del Reino Unido como en el resto del mundo.

spot_img

Temas relacionados

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

spot_img

ULTIMAS NOTICIAS

- Advertisement -spot_img
- Advertisement -spot_img