domingo, mayo 19, 2024
spot_img

Un estudio reveló que por el cambio climático, el calor extremo es 100 veces más probable durante la primavera

Más Leídas

Un estudio advierte que el cambio climático, resultado de la actividad humana, es el principal impulsor del calor en la región, donde las temperaturas superan los 40°C en Brasil, Bolivia, Argentina y Paraguay.


Un estudio reciente realizado por el grupo World Weather Attribution, que involucró a 12 investigadores de universidades y agencias meteorológicas de Brasil, Países Bajos, Reino Unido y Estados Unidos, ha arrojado preocupantes resultados sobre el impacto del cambio climático en América del Sur. Según el informe, el cambio climático causado por la actividad humana ha sido el principal impulsor del calor extremo registrado en los primeros días de la temporada de primavera en la región, donde las temperaturas superaron los 40°C en países como Brasil, Bolivia, Argentina y Paraguay.

El análisis destacó que, aunque factores como el fenómeno de El Niño pueden haber tenido cierta influencia en las altas temperaturas, el cambio climático es el principal responsable de este fenómeno. Lincoln Muniz Alves, investigador del Instituto Nacional de Investigación Espacial de Brasil, enfatizó: «Si bien algunas voces señalaron a El Niño para explicar la ola de calor en América del Sur, este análisis demostró que el cambio climático es el principal impulsor del calor. Queremos ser claros: El Niño habría contribuido con algo de calor, pero sin el cambio climático, una ola de calor de primavera tan intensa habría sido extremadamente improbable.»

El estudio se centró en los diez días más calurosos consecutivos en agosto y septiembre en una región que abarca Paraguay, el centro de Brasil y regiones de Bolivia y Argentina, donde el calor extremo fue más pronunciado. Los científicos revelaron que estos episodios de calor extremo en América del Sur, que ocurren fuera de la temporada de verano, habrían sido altamente improbables sin el cambio climático causado por la actividad humana. De hecho, el análisis encontró que el cambio climático hizo que el calor fuera al menos 100 veces más probable, y las temperaturas cálidas muy inusuales a principios de primavera se pueden esperar aproximadamente una vez cada 30 años en la región.

Izidine Pinto, investigadora del Real Instituto Meteorológico de los Países Bajos, subrayó la creciente frecuencia de temperaturas por encima de los 40°C en primavera en todo el mundo y advirtió que «a menos que tomemos medidas ambiciosas para reducir rápidamente las emisiones de gases de efecto invernadero, estas olas de calor solo se volverán más intensas, afectando a las personas vulnerables y alterando los ecosistemas que son vitales.»

El informe también resaltó la importancia de la planificación para enfrentar el calor extremo y proteger a las personas más vulnerables. Julie Arrighi, directora del Centro Climático de la Cruz Roja de la Media Luna Roja, declaró: «La buena planificación del calor puede salvar vidas. Es absolutamente fundamental que cada país y ciudad desarrolle un plan. Tales planes establecen respuestas críticas al calor, incluidos los sistemas de alerta temprana y las acciones para proteger a las personas más vulnerables.»

Este estudio pone de manifiesto la urgente necesidad de abordar el cambio climático y tomar medidas concretas para mitigar sus impactos, no solo en América del Sur, sino en todo el mundo. El futuro de nuestro planeta y la salud de las personas dependen de nuestra capacidad para reducir las emisiones de gases de efecto invernadero y adaptarnos a un clima en constante cambio.

Brasil | Aseguran que se redujo un 59% la deforestación amazónica y continúa la baja

 

spot_img

Temas relacionados

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

spot_img

ULTIMAS NOTICIAS

- Advertisement -spot_img
- Advertisement -spot_img