viernes, mayo 24, 2024
spot_img

Polémica en Brasil por un proyecto de «reapertura de un camino» que corta áreas naturales de los Parques Nacionales

Más Leídas

“La Estrada no es camino”, fue la campaña en contra de la iniciativa que generó polémica en Brasil y como respuesta de más de 500 organizaciones que rechazan el proyecto de ley presentado en junio en el Congreso Nacional brasileño para proponer la reapertura de la carretera Estrada do Colono, una vía que corta “a la mitad” la Mata Atlántica que protege el Parque Nacional do Iguazú. Esta vía conecta Serranópolis do Iguaçu con Capanema, y ​​se cerró por primera vez en 1986.

 

“El PL 984/2019 es una maniobra sórdida para desviarse de la decisión del Poder Judicial. Como ya hubo una decisión en última instancia que impedía la apertura de caminos en las unidades de conservación, el diputado Vermelho (PSD-PR) defiende la reapertura de esta vía en la Estrada do Colono, cerrado desde hace más de dos décadas por decisión judicial, para proteger el Parque Nacional Iguazú tras ser declarado Patrimonio de la Humanidad”, aseguran desde el Observatorio de Justicia y Conservación del Estado de Paraná.

 

En la fundamentación, el proyecto primero se refiere a la necesidad de “acortamiento del recorrido entre los municipios de Serranópolis do Iguaçu y Capanema. La segunda es que con la reapertura se fomentaría el turismo”. La polémica afecta un tramo de 17,5km de la PR-495 que atraviesa el Parque Nacional Iguazú, en la región fronteriza entre Brasil y Argentina.

 

ONG´s ambientales advirtieron que, de aprobarse el PL 984/2019, “todos los parques brasileños correrán un gran riesgo de destrucción”. La vieja carretera, de unos 18 kilómetros de longitud, fue desactivada en 2001 por “atentar contra la integridad del  Parque Nacional Iguazú, en el occidente de Paraná, y la seguridad nacional por su proximidad a la triple frontera”. En ese momento, la carretera se utilizaba como ruta de contrabando entre Brasil, Paraguay y Argentina.

 


 

Hoy, está cubierta de bosque en regeneración natural, logrando reparar la fragmentación de las áreas naturales, reponiendo la conectividad del sitio para el habitad natural de la flora y fauna silvestre, albergando biodiversidad y aportando equilibrio ambiental a la tan amenazada ecorregión del Bosque Atlántico Trinacional.

 

“Los diputados del Congreso Nacional quieren abrir caminos en medio de los parques y esto impactará en forma negativa en las áreas protegidas de todos los biomas, desde la Amazonia, Mata Atlántica, Cerrado, Caatinga, Pampa y Pantanal”, aseguran los especialistas.

 

“El PL 984/2019 es una maniobra sórdida para desviarse de la decisión del Poder Judicial. Como ya hubo una decisión en última instancia que impedía la apertura de caminos en las unidades de conservación, el diputado federal Nelsi Coguetto Maria, conocido en el país como “Vermelho” (PSD-PR) defiende la reapertura de Estrada do Colono, cerrada desde hace más de dos décadas por decisión judicial. Quiere eludir al Poder Judicial, proponiendo una nueva categoría de Unidad de Conservación”, cuestionaron desde el Observatorio Justicia y Conservación de Brasil, en el Estado de Paraná.

 

“De aprobarse, podría poner en peligro el título de Patrimonio de la Humanidad del Parque Nacional Iguazú, así como incrementar la violencia en la región y también representar una seria amenaza para especies locales, algunas en peligro de extinción, como el jaguar”, remarcaron en su informe desde el Observatorio.

 

El diputado -que es de base y del mismo partido que el gobernador del estado de Paraná, Ratinho Júnior, que sigue alineado a la iniciativa- propone reabrirlo. ¿La justificación? Restaurar las relaciones socioeconómicas y turísticas de la región (PL 984/2019). “Pero el diputado olvida que se ha llevado a cabo la mayor restauración jamás realizada: cuando se cerró, la carretera comenzó a desaparecer, y el bosque se regeneró, reuniendo dos lados importantes del parque para el mantenimiento de la biodiversidad en uno de los últimos remanentes de la Mata Atlántica”, remarcaron respecto a la importante restauración natural del área.

 


El diputado federal Nelsi Coguetto Maria «Vermelho» cuenta con el apoyo de Jair Bolsonaro para el proyecto. 

 

El autor del proyecto de ley (984/2019), el diputado federal «Vermelho «Nelsi Coguetto Maria lleva un pasado cuestionado por la prensa por acusaciones en el Ministerio Público de la Federación (MPF) por participación en prácticas corruptas .

 

Vermelho es dueño de una empresa que realiza obras de pavimentación y puede ser favorecida electoralmente por defender la apertura de una carretera de 18 kilómetros en medio del Parque Nacional, por donde pasaba la antigua “vía colonial”. Consideramos que la carretera, cerrada por los tribunales de Justicia en 2001, sería un buen negocio para acortar el trayecto entre las ciudades de Serranópolis y Capanema en unos minutos.

 

La decisión de 2001 del Tribunal Superior de Justicia (STJ) ya representa un caso “rechazado e inapelable”, lo que significa que fue juzgado en sus últimos recursos y ya no existe la posibilidad de alegatos y acciones contrarias a la decisión.


Fotos: Red O Globo

Estrada do Colono, la carretera que se cerró hace 20 años y recuperó biodiversidad

En el Estado de Paraná, que dependía del movimiento de turistas por la región, se adaptó en las últimas décadas tras el cierre de la vía. Este fin de semana, la antigua Estrada do Colono fue recorrida por medios de prensa y organizaciones, ya que vuelve a ser el centro de atención de los ambientalistas debido a la reanudación del debate en el Congreso Nacional sobre un intento de reabrir la carretera.

 

Se logró observar cómo los vecinos, que dependían del movimiento de turistas por la región, se han adaptado en estos 20 años de cierre de carreteras.

 

El Parque Nacional fue creado en 1939, pero quince años después se redujo a la mitad. Los 17,5 kilómetros de camino de tierra se utilizaron para acortar el viaje de los colonos desde Rio Grande do Sul y Santa Catarina hasta el oeste de Paraná. Tanto movimiento trajo riqueza y expansión que Capanema tenía 38.000 habitantes. Después de que la carretera se cerró, muchos se fueron y la ciudad tiene poco más de 19.000 residentes en la actualidad.

 

El primer cierre de la carretera fue en 1986. Fue una decisión judicial que señaló el daño ambiental a la reserva, pero el camino se abrió nuevamente más tarde. Hasta 2001, el Tribunal Federal determinó el cierre definitivo por 2 años. Los vecinos se resistieron a la entrega de la zona y el desalojo lo llevaron a cabo el Ejército, la Policía Federal y el Ibama.

 

Después del cierre oficial de Estrada do Colono, Capanema comenzó a aprovechar el potencial turístico de la región. Por eso, Porto Lupion, a orillas del río Iguazú, volvió a recibir turistas. Y una vieja tienda de abarrotes dio paso a la sede de una empresa que recibió autorización del Instituto Chico Mendes para realizar recorridos por el Parque Nacional.

 

Los recorridos pasan por puntos históricos, islas, llevan a ríos, cascadas y senderos dentro del parque. Los turistas pueden apreciar diferentes especies de animales. «Es aquí donde cuando el bosque está en pie y los manantiales están protegidos, el agua se abre paso entre las rocas para seguir garantizando la supervivencia de plantas y animales … Y esta gran área de naturaleza exuberante regula el clima del sur de Brasil», señalan en el artículo publicado en la Red O Globo.

 

El actual alcalde de Serranópolis do Iguaçu Ivo Roberti (PDT) era concejal cuando la carretera se cerró por última vez, en 2001. En una entrevista telefónica, dijo que recuerda el “golpe” que fue la interrupción del tráfico en el tramo. “La policía, el ejército, todo vino, solo para cerrar la carretera”, declaró.

 

Roberti admite en la entrevista que la reapertura de Estrada do Colono puede no ayudar a traer nuevas industrias a la ciudad, una vieja demanda de los ciudadanos de Serranópolis do Iguaçu. Pero con una estructura realmente enfocada al turismo y la preservación del bosque nativo, la carretera del parque puede traer más turistas y, como resultado, más dinero para la región.

 

«Tenemos que luchar por esta reapertura, pero siempre con la conciencia de que de ninguna manera esto traerá ningún daño al parque. Sería bueno si fuera una carretera muy turística, solo para autos pequeños, para poder ver el parque desde adentro. Con esta vía abierta de nuevo, creo que nos beneficiaremos del turismo, atrayendo nuevos visitantes a esta parte poco visitada del parque», opinó a favor del polémico camino.

 

 

 

Fuente: con información de Conexa Planeta, Observatorio Justicia y Conservación de Brasil, Red o Globo y Gazeta do Povo

spot_img

Temas relacionados

spot_img

ULTIMAS NOTICIAS

- Advertisement -spot_img
- Advertisement -spot_img