domingo, mayo 19, 2024
spot_img

Jornada solidaria para comenzar a restaurar la selva que se quemó con los incendios en el Valle de Cuña Pirú

Más Leídas

Bajo el nombre “Un pacto con la selva”, se realizó este fin de semana un proyecto solidario que busca restaurar todos los daños generados por los incendios del año pasado, en el Valle de Cuña Pirú.  El objetivo de los organizadores es plantar entre mil doscientos y mil quinientos árboles.

Cacho Báez – FM Santa María de las Misiones

 

Cacho Báez, uno de las personas que impulsó esta iniciativa, contó que la jornada fue muy linda y gratificante, sobre todo teniendo en cuenta la finalidad que hay detrás del evento, que era la de comenzar a plantar árboles autóctonos.

 

 

“Mientras caminamos sobre las cenizas y las brasas de los últimos incendios en nuestro Valle del Cuña Pirú, miramos a los alrededores y vimos el desastre que había ocasionado el fuego. Entonces con mi querido amigo y bombero voluntario e integrantes del Comité de Cuenca de nuestra zona, decidimos volver a entrar y hacer algo por nuestros montes. La verdad que fue muy doloroso. Ahí fue donde nació esta iniciativa”, explicó Báez.

 

Incendios en el Cuñá Pirú.

Restaurar lo que el fuego consumió en el Cuñá Pirú llevará más de 10 años.

 

En el marco de este mismo proyecto, recordó que en primer lugar tuvieron que comprar una topadora para tirar abajo árboles y evitar que se sigan quemando y se perjudiquen más hectáreas. Luego hicieron un estudio para dividir los árboles autóctonos (como los frutales y lapachos).

 

Y recién ahí “empezamos un acopio de plantines en buen estado, ya raizados y ayer dimos inicio a la primera parte de la jornada solidaria”, indicó Báez.

 

Además, dijo que fue tanta la gente que se interesó en ayudar, que a algunas personas tuvieron que pedirle que no se queden y que los esperaban para ayudar en la segunda etapa de plantación. Esto porque no solo imposibilitaba el cumplimiento del distanciamiento social, sino porque es una tarea que requiere de mucha delicadeza y dedicación, que solo se logra si cada uno está tranquilo y cómodo en su lugar.

 

En esta primera instancia, colaboraron alrededor de 60 personas y entre ellas, había profesionales del INTA que fueron de gran ayuda para asesorar a la gente.

 

“Queremos destacar el compromiso del ministro de Ecología que estuvo presente y el primer árbol plantado después de los incendios en el Valle de Cuña Pirú fue hecho por él, junto con la ayuda del intendente de Aristóbulo del Valle y el interventor del nuevo municipio que es Salto Encantado. También estuvimos acompañados por el personal del Ministerio de Ecología, que son nuestros guardianes dentro de la selva y por los bomberos voluntarios que son de fierro y que siempre están”, expresó Báez.

 

A su vez, agradeció a los oficiales de policía de Misiones que si bien habían sido contratados para cuidar y guiar a la gente mientras se dirigían a comenzar con este proyecto, eligieron quedarse y ayudar con las plantaciones.

 

Por otro lado, contó que fue una grata y linda sorpresa ver el compromiso que mostraron las personas que pertenecen a las comunidades de los pueblos originarios, dado que no dudaron en ayudar con el proceso de plantación.

 

Aclaró que, si bien la idea es que puedan terminar con todas las plantaciones para mayo de este año, aún queda mucho tiempo para ver los resultados que esperan. Pretenden que esa zona quede completamente cubierta de vegetación y que no se vean rastros de los incendios, pero aseguró que por lo menos faltarían de 10 a 15 años para lograr que los árboles crezcan y generen esto.  Agregó que este tiempo depende también de las condiciones climáticas en Misiones y en la región.

Reserva del Cuñá Pirú.

La recuperación de la biodiversidad comenzó su lento proceso en el Cuñá Pirú.

 

Control de calidad

Báez señaló que este proyecto no termina una vez que logren plantar la cantidad de árboles que tienen, sino que les queda por delante unos cuantos años de inspecciones en la zona, para analizar la calidad y las condiciones en las que están las plantaciones a medida que van creciendo.

 

Además, indicó que parte de estos controles también es para verificar si la gente que vive cerca realmente está cuidando los árboles plantados.

spot_img

Temas relacionados

spot_img

ULTIMAS NOTICIAS

- Advertisement -spot_img
- Advertisement -spot_img