domingo, mayo 19, 2024
spot_img

Renovar o prohibir: la controversia del glifosato en la Unión Europea tras encontrar altos niveles en las aguas que superan los límites de seguridad

Más Leídas

Un reciente estudio encargado por el grupo de los Verdes en la Eurocámara ha generado alarma al revelar que aguas superficiales de varios Estados miembros de la Unión Europea (UE), están contaminadas con el herbicida glifosato.


 

Este informe llega antes de que la UE tome una decisión crucial sobre la posible renovación de la autorización para usar el glifosato en su territorio durante un periodo de quince años.

La investigación fue realizada por la Red de Acción en Plaguicidas de Europa, que tomó muestras de aguas superficiales en 12 países de la UE a finales de octubre de 2022, después de la temporada agrícola. Estos países incluyen a Austria, Bélgica, Bulgaria, Croacia, Francia, Alemania, Hungría, Países Bajos, Eslovenia, España, Polonia y Portugal.

El estudio se centró en 23 muestras de ríos y arroyos, así como en 5 muestras de lagos, analizando la presencia de glifosato y su metabolito AMPA, que se forma cuando el herbicida se degrada en el medio ambiente.

El límite de seguridad para sustancias activas de plaguicidas y sus metabolitos en el agua potable es de 0,1 microgramos por litro (μg/L). Sin embargo, el estudio consideró niveles por encima de 0,2 μg/L. Alarmantemente, se descubrió que el 74 % de las 23 muestras de ríos y arroyos en once de los doce países superaron este límite. En su mayoría, el metabolito AMPA fue detectado con mayor frecuencia que el glifosato en sí.

Las muestras revelaron la presencia de AMPA en 17 de ellas, mientras que el glifosato se encontró en cinco. Las concentraciones más altas de AMPA se encontraron en aguas de Polonia, alcanzando los 3.9 μg/L, mientras que Portugal lideró en cuanto a la concentración de glifosato, con 3 μg/L.

En un preocupante hallazgo, alrededor del 22 % de las muestras que contenían residuos detectables de AMPA mostraron mediciones superiores a 1 μg/L. Además, cinco de las veintitrés muestras, recogidas en Austria, España, Polonia y Portugal, contenían glifosato en niveles que superaban el límite de 0.1 μg/L establecido para el consumo humano.

En el caso de España, se encontraron niveles de AMPA de 0,8 μg/L en San Pedro del Pinatar (Murcia), mientras que los residuos de glifosato estuvieron por debajo de 0,2 μg/L. En la Rambla del Albujón, se detectó una concentración de AMPA de 3,4 μg/L, la segunda más alta del estudio, con 0,4 μg/L de glifosato. En el pantano de Utxesa (Lérida), se hallaron niveles de AMPA de 0,5 μg/L y glifosato de 0,2 μg/L.

Eslovenia fue el único país donde las muestras no superaron los 0,2 μg/L de AMPA o glifosato, y en las muestras de los lagos no se encontraron residuos de ninguno de estos compuestos.

La Autoridad Europea de Seguridad Alimentaria concluyó en julio pasado que no se habían identificado áreas críticas de preocupación en el uso del glifosato en relación con la salud humana, los animales y el medio ambiente, aunque admitió que había cuestiones sin evaluar. La Unión Europea deberá tomar en cuenta esta evaluación al decidir si renueva o no la autorización de uso del glifosato, que actualmente está permitido hasta el 15 de diciembre.

Cabe recordar que la Organización Mundial de la Salud calificó el glifosato como «probablemente cancerígeno para los humanos» en 2015. Gergely Simon, de la Red de Acción en Plaguicidas de Europa, enfatizó la importancia de abordar la falta de datos críticos mencionada por la EFSA en su evaluación y abogó por la prohibición del glifosato. El eurodiputado alemán de los Verdes, Martin Häusling, advirtió sobre los posibles impactos negativos del glifosato en todos los organismos vivos y consideró catastrófica la renovación de su autorización por quince años.

spot_img

Temas relacionados

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

spot_img

ULTIMAS NOTICIAS

- Advertisement -spot_img
- Advertisement -spot_img