domingo, mayo 19, 2024
spot_img

Siete claves para entender la “era de la ebullición global”, según la advertencia del director de la ONU

Más Leídas

El secretario general de las Naciones Unidas, Antonio Guterres, pidió que los países reduzcan de forma urgente las emisiones de gases contaminantes. Por qué hay tanta preocupación.

El líder de Naciones Unidas, Antonio Guterres, describió cuál es la situación actual de la crisis climática que sufre la humanidad en el planeta Tierra: “El cambio climático está aquí. Es aterrador. Y es sólo el principio”. Y detalló sólo algunas de las consecuencias: “Niños arrastrados por las lluvias monzónicas, familias que huyen de las llamas (y) trabajadores que se desploman bajo un calor abrasador”.

Frente a la actual situación de olas de calor, sequías, incendios forestales e inundaciones en gran parte del hemisferio norte, Guterres afirmó que “la era del calentamiento global ha terminado” y “la era de la ebullición global ha llegado”.

En su intervención en la sede de la ONU en Nueva York, el Secretario General subrayó la necesidad de una actuación mundial en materia de emisiones, adaptación al cambio climático y financiación para el clima. Aunque el cambio climático es evidente, “aún podemos detener lo peor. Pero para ello debemos convertir un año de calor abrasador en un año de ambición abrasadora”.

“Todavía es posible limitar el aumento de la temperatura global a 1,5° (por encima de los niveles preindustriales), y evitar lo peor del cambio climático. Pero sólo con una acción climática drástica e inmediata”, remarcó Guterres.

Científicos ya detectaron que las olas de calor del hemisferio norte se deben a las altas emisiones de gases procedentes sobre todo de la quema de combustibles fósiles, como gas, petróleo y carbón, y en parte al regreso del fenómeno de El Niño (AP Foto/Darko Vojinovic)

7 claves de la “era de la ebullición global”

 

1- Julio será el mes más caluroso en toda la historia de registro meteorológico

Las tres primeras semanas de julio han sido el período de tres semanas más caluroso registrado. Significa que este mes va en camino de ser el julio y el mes más cálido desde que existen registros, según los datos del ERA5 del Servicio de Cambio Climático Copernicus (C3S), financiado por la Unión Europea.

El 6 de julio, la temperatura media global diaria del aire en superficie superó el récord establecido en agosto de 2016, convirtiéndose en el día más caluroso registrado, con el 5 y el 7 de julio poco después.

La temperatura media global superó temporalmente el umbral de 1,5° Celsius por encima del nivel preindustrial durante la primera y la tercera semana del mes.

2- La temperatura del mar también está por encima de lo normal

Desde mayo, la temperatura media mundial de la superficie del mar se ha situado muy por encima de los valores observados anteriormente para la época del año, según la Organización Meteorológica Mundial. Eso ha contribuido a que el mes de julio haya sido excepcionalmente cálido.

3- Las temperaturas altas de 2023 están por fuera de lo normal

Las temperaturas mundiales tendían a alcanzar su punto máximo a finales de julio. Sin embargo, el calor extremo que azota al planeta este mes dista mucho de ser normal. Según los investigadores de la Organización Meteorológica Mundial (OMM), el pasado mes de junio fue el más cálido registrado en la Tierra. Julio será más caluroso aun.

Los episodios de calor excepcional se deben a las continuas emisiones de gases que atrapan el calor, procedentes sobre todo de la quema de combustibles fósiles, como gas, petróleo y carbón, y en parte al regreso del fenómeno de El Niño, un patrón meteorológico cíclico que tiende a asociarse con años más cálidos en todo el mundo.

Las altas temperaturas del aire en superficie también han ido acompañadas de olas de calor marinas. Las aguas cercanas a Florida y el Caribe alcanzaron los 90 grados Fahrenheit el 10 de julio y siguieron calentándose, lo que supone una grave amenaza para los arrecifes de coral y otras formas de vida marina.

4- Las olas de calor también afectan en Oriente

Las olas de calor también han batido récords de temperatura en China, donde las autoridades advirtieron de que la elevada humedad podría hacer que las temperaturas se sintieran casi 20 grados Fahrenheit más calientes de lo que realmente son. El índice de calor, que mide el calor que realmente hace en el exterior, alcanzó niveles “potencialmente mortales” en algunas zonas de Oriente Medio.

5- Hubo advertencias de los científicos, pero están ocurriendo antes

“Todo esto es totalmente coherente con las predicciones y las repetidas advertencias. La única sorpresa es la velocidad del cambio”, según Guterres. Por eso, habló explícitamente de “la era de la ebullición global”.

Los cambios son “extremos, pero coinciden exactamente con nuestras predicciones”, afirmó Piers Forster, profesor de física del clima en la Universidad de Leeds (Inglaterra) y presidente del Comité Británico sobre Cambio Climático. “Esto es lo que dijimos a la gente que ocurriría hace 20 años, y está ocurriendo”.

6- Probaron que el cambio climático está detrás de las altas temperaturas

Un análisis de la red World Weather Attribution permitió saber que la contaminación por gases de efecto invernadero fue la responsable de que las olas de calor mortales en el hemisferio norte.

El estudio utilizó métodos establecidos, aunque aún no ha sido revisado por pares. Concluyó que por actividades humanas, las olas de calor en el sur de Europa, América del Norte y China fueron 2,5°, 2° y 1° más calientes respectivamente.

Friederike Otto, climatóloga del Imperial College de Londres y autora principal del estudio, afirma: “Tenemos que vivir con estas condiciones extremas en verano, y hacer posible que la gente viva con ella. No son raras. Y cuanto más tarde dejemos de quemar combustibles fósiles, más frecuentes serán”.

7- Aún se puede hacer algo: bajar las emisiones contaminantes

El Secretario general de ONU instó a los políticos a actuar con rapidez. “El aire es irrespirable, el calor es insoportable, y el nivel de beneficios de los combustibles fósiles y la inacción climática es inaceptable. Los líderes deben liderar. No más vacilaciones, no más excusas, no más esperar a que otros actúen primero. Ya no hay tiempo para eso”.

“Todavía es posible limitar el aumento de la temperatura global a 1,5 ºC y evitar lo peor del cambio climático, pero sólo con una acción climática drástica e inmediata. Hemos visto algunos avances (un fuerte despliegue de las energías renovables y algunas medidas positivas en sectores como el transporte marítimo), pero nada de esto va lo suficientemente lejos ni lo suficientemente rápido. La aceleración de las temperaturas exige una acción acelerada”.

En tanto, el Secretario General de la OMM, Petteri Taalas, afirmó:”La necesidad de reducir las emisiones de gases de efecto invernadero es más urgente que nunca. La acción climática no es un lujo, sino una obligación”.

Los científicos esperan que este año sea más caluroso de lo habitual porque El Niño, un patrón natural de viento y agua que calienta el planeta, está volviendo después de tres años de su contrapartida más fría, La Niña.

Los líderes mundiales se reúnen en Emiratos Árabes Unidos en noviembre próximo en la COP28 para acordar formas de detener el calentamiento del planeta, adaptarse a un clima más extremo y pagar por los daños.

El presidente de la cumbre Cop28, Sultan Al Jaber, que también dirige la compañía petrolera nacional del país, declaró este mes en una entrevista con The Guardian que la reducción progresiva de los combustibles fósiles era “inevitable y esencial”.

En noviembre se hará en Emiratos Árabes Unidos la reunión COP28 para acordar formas de detener el calentamiento del planeta, adaptarse a un clima más extremo y pagar por los daños (Reuters)

Activistas ambientales han señalado que los dos roles del presidente de la COP28 generan evidentes conflictos de interés a favor de las corporaciones petroleras y que puede retrasar las negociaciones climáticas.

Catherine Abreu, fundadora del grupo de campaña canadiense Destino Cero, afirmó que los gobiernos deben comprender que “esta transición hacia el abandono de los combustibles fósiles no es sólo inevitable, sino urgente. Hay que planificarla, requiere cooperación y una financiación a una escala que actualmente no existe”.

spot_img

Temas relacionados

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

spot_img

ULTIMAS NOTICIAS

- Advertisement -spot_img
- Advertisement -spot_img