sábado, marzo 2, 2024
spot_img

Un estudio reveló que las precipitaciones extremas serán cada vez más fuertes y frecuentes como consecuencia del calentamiento global

Más Leídas

El Instituto de Potsdam para la Investigación sobre el Impacto del Cambio Climático (PIK) lanzó una advertencia contundente: las consecuencias del calentamiento global podrían ser «mucho peores de lo que pensamos», especialmente en lo que respecta al aumento de las precipitaciones extremas.


Según un estudio reciente publicado por el PIK, los episodios de lluvias torrenciales, capaces de desencadenar inundaciones catastróficas, son más frecuentes e intensos de lo que sugieren las predicciones convencionales.

Los científicos, en su esfuerzo por prever las consecuencias del calentamiento global, confían en modelos climáticos. Sin embargo, este nuevo estudio sugiere que estos modelos subestiman significativamente el aumento de las precipitaciones extremas. Anders Levermann, investigador del PIK, señala que «las precipitaciones extremas serán más fuertes y frecuentes», instando a la sociedad a prepararse para este escenario inminente.

El análisis destaca que los mayores incrementos se experimentarán en regiones tropicales y latitudes altas, como el sudeste asiático y el norte de Canadá. Este fenómeno se atribuye principalmente a que el aire caliente puede contener más vapor de agua, exacerbando la intensidad de las lluvias.

La advertencia, publicada en la prestigiosa revista Journal of Climate, llega justo días antes de la apertura de la COP28, la conferencia internacional anual sobre el clima bajo el auspicio de la ONU. Este estudio, basado en la comparación de predicciones de modelos climáticos con cambios observados históricamente, revela que la intensidad y frecuencia de las lluvias torrenciales aumenta de manera exponencial con cada incremento del calentamiento global.

Max Kotz, autor principal del estudio, enfatiza que el aumento de la temperatura es el factor más influyente en estos cambios, descartando otros factores como los vientos. «La buena noticia es que esto facilita la predicción del futuro de las precipitaciones extremas», destaca Levermann. «La mala noticia es que empeorará si seguimos impulsando el calentamiento global mediante la emisión de gases de efecto invernadero», concluye, llamando la atención sobre la urgencia de abordar la crisis climática de manera efectiva en la próxima conferencia internacional.

spot_img

Temas relacionados

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

spot_img

ULTIMAS NOTICIAS

- Advertisement -spot_img
- Advertisement -spot_img