martes, abril 16, 2024
spot_img

Misiones | Tras un proceso de rehabilitación en El Puma, 15 coatíes y cuatro tucanes volvieron a su hábitat

Más Leídas

Ahora viven libres en el Parque Provincial Salto Encantado. Se trata de 15 coatíes y cuatro tucanes que por distintos motivos habían ingresado al Parque Ecológico El Puma para ser rehabilitados. El personal especializado de ese centro ubicado en Candelaria llevó adelante con ellos un minucioso proceso que finalizó exitosamente con el regreso a la selva.

La liberación se llevó adelante esta semana, con la presencia de guardaparques del Ministerio de Ecología, técnicos de El Puma y el Subsecretario de Ecología, Alan Benítez Vortisch. Fue un momento muy especial, porque detrás de cada ejemplar hay una historia de tristezas, alegrías y, sobre todo, superación.

Cada animal que regresa al monte, a su lugar, es una victoria para el modelo de conservación que lleva adelante la provincia de Misiones.

Los tucanes habían ingresado al Parque El Puma cuando tenían poco tiempo de vida. Eran crías que habían terminado fuera del nido, no está claro si accidentalmente o por la mano del hombre. En el centro de rehabilitación tuvieron por más de tres meses un entrenamiento para el retorno a la selva, que incluyó cómo aprender a volar, a alimentarse y a enfrentar a los depredadores.

Fue importante para el proceso que compartieran espacio con un tucán adulto que reside en el Parque porque no puede volar. Los pichones fueron tomando de él las distintas costumbres. El canto fue una de ellas.

Los coatíes, en tanto, estuvieron un año en El Puma. Algunos habían llegado tras haber sido sometidos al mascotismo. Dos, por ejemplo, quedaron sin madre, luego de que esta muriera al ser atropellada. A esas crías hubo que acoplarlas a una hembra que se hiciera cargo de la crianza.

Esta especie se mueve en manadas. Para la liberación hubo que armar una. En este caso, conformada por cuatro machos, cuatro hembras y siete ejemplares más jóvenes (crías y juveniles).

Los coatíes fueron entrenados para la vida silvestre y antes de liberarlos se les hizo un chequeo clínico y parasitológico para determinar si estaban en buen estado. El resultado fue un nivel sanitario óptimo.

El Valle del Cuñá Pirú recibió a estos nuevos habitantes el miércoles. Desde entonces disfrutan de la libertad.

spot_img

Temas relacionados

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

spot_img

ULTIMAS NOTICIAS

- Advertisement -spot_img
- Advertisement -spot_img