sábado, mayo 25, 2024
spot_img

Alerta por el impacto ambiental en la producción de alimentos: “Necesitamos acciones para frenar la pérdida de ambientes naturales”, advirtieron desde Vida Silvestre

Más Leídas

Desde la Fundación Vida Silvestre Argentina, una organización dedicada a la conservación de la biodiversidad y la promoción de prácticas sostenibles, se emitió una preocupante alerta sobre los impactos adversos que la producción de alimentos está generando en el medio ambiente y la calidad de vida de las personas. La forma en que se producen y consumen los alimentos, advierten, está ejerciendo una presión insostenible sobre los ecosistemas, impulsando la pérdida de biodiversidad y contribuyendo a la degradación ambiental.


Los sistemas actuales de producción de alimentos han sido señalados como los principales culpables de la crisis climática y ecológica que enfrentamos actualmente. Esta explotación insostenible de los recursos naturales está exacerbando la pérdida de biodiversidad y la degradación de ecosistemas, poniendo en riesgo la seguridad alimentaria mundial y el bienestar de las personas.

Las cifras presentadas son alarmantes. Más del 75% de la superficie terrestre del planeta ha sido transformada por la actividad humana, y de ese porcentaje, un 41% está destinado al sector agroalimentario. Desde 1990, más de 420 millones de hectáreas han sido deforestadas, siendo la producción agropecuaria responsable del 90% de esta transformación. La pérdida de biodiversidad también es evidente, con solo el 4% de la biomasa total de mamíferos actuales siendo especies silvestres.

A nivel global, el sistema alimentario es responsable del 80% de la pérdida de biodiversidad, el 80% de la deforestación y el 29% de las emisiones de gases de efecto invernadero. Estas tendencias preocupantes se vuelven aún más desafiantes si se considera que se espera un aumento del 20% en la población para 2050, lo que incrementará la demanda de alimentos y proteína animal en más del 50% y 70%, respectivamente.

La situación es igualmente preocupante en Argentina, uno de los principales productores globales de alimentos. La producción de carne vacuna y soja ha sido señalada como una de las principales impulsores de la pérdida de biodiversidad en el país. Aunque Argentina cuenta con una destacada biocapacidad y algunas medidas de sostenibilidad, la tasa de deforestación sigue siendo alta y gran parte de la deforestación continúa siendo ilegal. Además, el cambio en el uso del suelo, impulsado por la agricultura y ganadería industrial, ha llevado a la pérdida del 80% de los pastizales pampeanos.

«Argentina es uno de los países con mayor biocapacidad del mundo. Además, en nuestro país el sector agroalimentario implementa algunas medidas y procesos que se encuentran a la vanguardia de la sostenibilidad ambiental a nivel global. No obstante, los indicadores presentados son contundentes, necesitamos transformar declaraciones en compromisos y compromisos en acciones para frenar la pérdida de ambientes naturales, recuperar la capacidad productiva de las áreas degradadas, ordenar el uso del territorio y construir políticas de estado que aseguren que la producción y la conservación sean las dos caras de la moneda del real desarrollo sostenible, en favor de las personas y la naturaleza», sostuvo Manuel Jaramillo, director general de Fundación Vida Silvestre Argentina.

En este contexto, se enfatiza la responsabilidad de toda la cadena agroalimentaria en transformar los modelos de producción insostenibles. Se insta al sector privado a asumir compromisos ambientales medibles, garantizar trazabilidad, invertir en conservación de ecosistemas y respetar los derechos humanos en toda la cadena de suministro.

La conciencia alimentaria y ambiental está en alza, y los consumidores desempeñan un papel crucial en la transformación del sistema alimentario. Un estudio realizado por Fundación Vida Silvestre Argentina y WWF Brasil reveló que el 60% de los encuestados argentinos está dispuesto a adoptar nuevos hábitos alimentarios. La demanda de productos saludables y de menor impacto ambiental está impulsando la producción de opciones más sostenibles.

En este marco, la fundación insta a redefinir los modelos de producción y consumo, respondiendo a las tendencias del mercado global y garantizando el bienestar de las personas y del planeta.

spot_img

Temas relacionados

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

spot_img

ULTIMAS NOTICIAS

- Advertisement -spot_img
- Advertisement -spot_img