viernes, mayo 24, 2024
spot_img

El Soberbio: más de mil mariposas de la Selva Misionera ya fueron registradas en el paraíso de la reserva privada «Tekorendá»

Más Leídas

El lugar cuenta con mirador privilegiado, con vista a un paisaje escénico único rodeado de Selva Misionera sobre el Río Uruguay, y con vista al Parque Estadual Do Turvo, del Estado de Rio Grande Do Sul, Brasil.

 

Ricardo Moyano, propietario de la Reserva Natural Privada Tekorendá.

 

Inicialmente, el propietario adquirió unas 40 hectáreas en el lugar en el año 2003 con el objetivo de destinar a la conservación del área, cumpliendo un sueño: terminar el resto de su vida en un entorno de naturaleza.

 

Este es el proyecto de muchas personas que, desde otras provincias, eligen a Misiones como destino para su proyecto de vida. Tras jubilarse en su actividad de profesión Médico Veterinario que ejercía en la provincia de Buenos Aires, «Don Moyano» -como lo llaman sus allegados- finalmente en el año 2006 se radicó en forma definitiva en Misiones y lleva adelante su proyecto de reserva privada en forma voluntaria.

 

Tekorendá en guaraní significa “vida» y «naturaleza”, en esencia el nombre de la reserva privada refleja el espíritu que buscó Moyano: “Un lugar de vida natural” .

 


 

Hoy, el ex docente de la carrera de Veterinaria en la Universidad del Salvador, dedica su tiempo a los trabajos de mantenimiento del área, investigación y relevamiento de especies. Su pasión por las mariposas lo llevó a iniciar un seguimiento minucioso con fotos e identificación científica de mariposas de la Selva Misionera.

 

“Ya tengo registradas más de mil mariposas en la reserva. El registro lo llevo desde el año 2005 para la publicación de un libro que incluye mariposas y polillas, todas con sus respectivos nombres científicos. Si bien el trabajo lo llevo adelante solo, cuento con el asesoramiento de varios expertos amigos”, adelantó con entusiasmo el naturalista.

 

Publicó anteriormente numerosos artículos sobre temas naturales y relativos a su profesión de Médico Veterinario. Su última obra fue el Libro “Aracnoidismo, Arañas y Escorpiones de importancia médica en la Argentina”. En la actualidad, se dedica a investigar a las mariposas para su próxima obra.


















Galería de fotos de Ricardo Moyano, más de mil mariposas en la Reserva Natural Tekorendá.

Convenio con Ecología

El martes se concretó en la ciudad de Posadas la firma del convenio con el Ministerio de Ecología de Misiones, en la que registró a Tekorendá bajo la categoría de Reserva Natural Privada N°042, en el marco de las políticas ambientales que llevan adelante desde el organismo en materia de conservación de la biodiversidad y desarrollo sostenible. De esta forma, Ricardo Moyano ratificó institucionalmente su decisión de destinar a perpetuidad el sitio para conservación del área.

 

“En  adelante, contaré con el respaldo técnico y apoyo logístico en la protección del área protegida con los guardaparques provinciales en la zona de El Soberbio, y algún beneficio de reducción de impuestos de Rentas de la Provincia. Para mí lo más importante es haber logrado registrar formalmente mi propiedad como reserva y contar con el acompañamiento en la protección de la selva misionera, ya que el problema en la zona es la caza furtiva”, explicó Moyano en diálogo con ArgentinaForestal.com.

 

De esta forma, Tekorendá conforma las 26.802 hectáreas de superficie protegida en total entre las 42 reservas privadas que integran el sistema provincial en la actualidad.

 

“Es así que, con la destacable posición del sector privado, la sinergia que se genera entre ambos sectores público – privado, y la responsabilidad social de los misioneros, se siguen encontrando resultados positivos y ubicando a Misiones en un mapa privilegiado en materia de conservación en toda la región”, sostuvo el ministro de Ecología, Mario Vialey, tras la firma del convenio.

 



Mario Vialey, ministro de Ecología de Misiones, en la firma de convenio con Ricardo Moyano, de la RN Tekorendá.

 

Leé más: Con la incorporación de Tekorendá, ascienden a 42 las reservas privadas que integran el sistema provincial de áreas naturales protegidas

 

Como contraparte el mayor órgano de contralor provincial aportará asistencia a través de técnicos guardaparques, que recorrerán la reserva en forma periódica, para vigilar y colaborar en el cumplimiento de las leyes ambientales vigentes.

 

La principal característica de Tekorendá es su ubicación, forma parte de la  zona de influencia directa con la Reserva de Biosfera Yaboty, limitando al Este con el Río Uruguay y con un paisaje único del Parque Estadual Do Turvo, del Estado de Rio Grande Do Sul, Brasil.

 

El ministro Mario Vialey acordó con el propietario de una reserva ubicada en El Soberbio, sumar 34,90 hectáreas más elevando a 26.802 hectáreas en todo el territorio misionero. Destacan la política de conservación del gobierno provincial.






Un lugar de vida natural

Ricardo Moyano tiene 71 años, es oriundo de Buenos Aires. Como veterinario de profesión, cuenta que siempre estuvo vinculado con la naturaleza, incluso en su casa bonaerense dividió su propiedad entre su clínica veterinaria y la instalación de un Museo de Ciencias Naturales, con fines educativos.

 

“Mi idea es trasladar a la reserva el Museo para continuar con la iniciativa de educación ambiental y cultural. Quiero habilitar un espacio y traer mi museo de Buenos Aires, que desde que me vine a vivir a Misiones está cerrado”, comentó, dando paso a otro de sus proyectos en Tekorendá para recibir a los visitantes.

 

“Antes de comprar el lote, ya habían explotado la madera de árboles nativos en la propiedad, pero como estaba en un lugar de difícil acceso, en general la propiedad estaba en buen estado de conservación. Desde que la compré estoy realizando trabajos de restauración del ecosistema, reforestación de especies nativas y protección del área”; explicó Moyano.

 

La propiedad es atravesada por la Ruta Costera 2, ya que de las 40 hectáreas iniciales que adquirió, se destinaron años más tarde algunas hectáreas para la construcción del asfalto, explicó Moyano. “Esto fue un gran cambio en el área, permite un acceso más rápido, realmente cambió el escenario para mi vida en el lugar. De un lado de mi propiedad tengo la vista al río Uruguay y al Parque do Turvo, y del otro lado estoy lindante a la Reserva Yabotí. El límite natural es el arroyo Paraíso”, describe con fascinación sobre el entorno natural en el que eligió radicarse.

 

 

“La realidad es que la Selva Paranaense en el área es magnífica, se encuentra en buen estado de conservación de su biodiversidad, en flora y fauna. Siempre tuve la idea de tener mi reserva natural  y vivir allí el resto de mi vida. Y fue lo que decidí hacer desde que me jubilé, en el año 2006 me vine a vivir a El Soberbio definitivamente”, relató.

 

El lugar aún está sin el “desarrollo” de servicios urbanos en cuanto a señal de telefonía celular y conectividad de internet. “Una vez que se llega a la reserva no hay señal de celular, solo internet con un servicio desde Brasil, lo que me permite mantener comunicación vía Whatsapp. Tampoco llega la energía eléctrica, usamos paneles solares. Todo es muy natural en la zona”, precisa Moyano, quien vive en la reserva y cuenta con el apoyo de colaboradores de la zona para marcar presencia en el territorio.

 

“La caza furtiva es la mayor preocupación que tenemos, por eso el convenio con Ecología viene a darme un poco de tranquilidad, porque contaremos con el apoyo de los guardaparques de la zona para proteger la reserva”, explicó Moyano.

 

Su objetivo es destinar la propiedad a conservación e investigación, crear un área con la infraestructura necesaria para trasladar el Museo de Ciencias Naturales que tiene en Buenos Aires a la reserva, habilitar más senderos para los visitantes y consolidar así a “Tekorendá” en un lugar de actividades de Educación Ambiental.

 

Sueña también con lograr en un futuro proyectos que permitan la construcción de cabañas para recibir turistas y desarrollar el ecoturismo.

 

“Realmente hay que destacar el trabajo que lleva adelante el gobierno de Misiones a favor de la biodiversidad. Mi compromiso es conservando este lugar, que es un tesoro además  para todos los misioneros”, concluyó el propietario.

 

Vista del Río Uruguay desde el Mirador de Tekorendá este jueves: «Nunca estuvo tan bajo el río, pero lo que más me llama la atención es ver que sus aguas corren cristalinas por primera vez», expresó Ricardo Moyano.

 

 

 

Por Patricia Escobar

@argentinaforest

spot_img

Temas relacionados

spot_img

ULTIMAS NOTICIAS

- Advertisement -spot_img
- Advertisement -spot_img