viernes, mayo 24, 2024
spot_img

Por el cambio climático, Europa vive un invierno cálido récord

Más Leídas

El clima invernal cálido sin precedentes de Europa ha obligado a cerrar las pistas de esquí y los centros turísticos están abriendo senderos de verano para no cerrar por completo, ya que la hierba y el barro reemplazan la nieve estacional desde Chamonix en Francia hasta Innsbruck en Austria.

Ocho países de todo el continente han registrado el día de enero más cálido de su historia, con temperaturas en partes de Suiza y el sur de Alemania que superan los 20 grados célcius y 90 estaciones de monitoreo en Francia estableciendo nuevos récords durante el nuevo año.

MeteoSwiss, el servicio meteorológico y climático nacional de Suiza, dijo que un suave viento del suroeste combinado con un efecto Foehn (el calentamiento del aire producido al descender éste por las vertientes de las montañas) estaban produciendo temperaturas en el lado norte de los Alpes que eran «dignas de junio».

La estación suiza de Adelboden, que este fin de semana alberga un evento de la Copa del Mundo de esquí en su clásica pista Chuenisbärgli, ha dicho que casi toda la carrera de este año se correrá sobre nieve artificial, con temperaturas por encima del punto de congelación incluso a 2.000 metros.

“El clima está cambiando, pero ¿qué debemos hacer aquí? ¿Paramos con la vida?», declaró el director del curso, Toni Hadi. “Todo es difícil, no solo preparar una pista de esquí”.

La altitud no es garantía de inmunidad. El centro turístico de Splügen, en el este de Suiza, considerado durante mucho tiempo «seguro para la nieve» a 1.500 metros, cerró el lunes todos sus 30 km de pistas hasta nuevo aviso, culpando a la «falta de nieve, las fuertes lluvias y las altas temperaturas».

En Francia, Méteo France sostuvo que 2022 había terminado con uno de los climas más cálidos jamás experimentados para la época del año. Las nevadas fueron cercanas a lo normal en los Alpes del sur y en la altitud del norte, agregó, pero muy escasas por debajo de los 2.200 metros y en los Pirineos.

“Hubo un buen comienzo de temporada, con una ola de frío a mediados de diciembre que proporcionó algo de nieve para casi todos”, contó por su parte Laurent Reynaud, de la organización Domaines Skiables de France (DSF), que representa a los operadores de remontes.

“Pero luego, la semana pasada hubo bastante lluvia y temperaturas cálidas, por lo que las carreras tuvieron que cerrarse nuevamente”. Solo la mitad de todas las pistas de Francia estuvieron abiertas durante las vacaciones, informó DSF, y varios centros turísticos completos, particularmente en el Jura, cerraron por completo.

Las estaciones francesas de mayor altitud, como Les Deux Alpes, donde casi el 70% de las pistas están por encima de los 2.000 metros, tienen mucha nieve y se reservaron al 100 % durante Navidad y Año Nuevo. Pero los resorts de nivel medio y bajo se enfrentan a una temporada y un futuro sombríos.

Algunos se esfuerzan por ofrecer alternativas para los esquiadores, abriendo rutas de senderismo de verano y ofreciendo paseos en carruajes tirados por caballos o castillos hinchables para niños. Les Gets, parte de la zona de Portes de Soleil, que ha mantenido abiertas dos de sus pistas gracias a un cañón de nieve de 300, ha abierto un telesilla para bicicletas de montaña.

“Está claro que un ascensor para bicicletas difícilmente compensa”, dijo Benjamin Mugnier, director del operador del ascensor, a la televisión France 3. “Pero al menos significa que podemos ofrecer algo a los clientes: pueden esquiar un poco por la mañana y andar en bicicleta por la tarde”.

A 1.200 metros, Combloux en Alta Saboya no ha visto esquiar desde el 24 de diciembre, y toda la zona de esquí de Portes du Mont-Blanc de la que forma parte permanece cerrada. “Hemos puesto pintura facial, scooters, inflables, todo”, dijo Aurélien Astre de la oficina de turismo.

Patrice Blanc, de la oficina de turismo de la cercana Praz, donde actualmente no se puede esquiar en ninguna de las pistas que bajan al pueblo, le contó a Le Monde: «Llevo 20 años en este pueblo y es la primera vez que veo tan poco nieve en esta época del año”.

No todos los centros turísticos del continente se ven afectados, con buenas nevadas en los Dolomitas de Italia, al sur de los Alpes suizos. Pero los expertos advierten que las condiciones cálidas y la falta de nieve son una señal de lo que vendrá, con el calentamiento global listo para cambiar radicalmente el turismo de invierno.

Tampoco es probable que la nieve artificial proporcione mucho alivio: un estudio reciente de la Universidad de Basilea calculó que el consumo de agua de las estaciones de esquí que recurren al canon de nieve podría aumentar en un insostenible y, para gran parte del público, inaceptable, 80%.

Wim Thiery, profesor de ciencias del clima en la Universidad de Bruselas, dijo que para fines de siglo, “esquiar en los Alpes, tal como lo conocemos, simplemente terminará. Estos problemas simplemente empeorarán… mientras el clima se caliente”.

Cambio climático
spot_img

Temas relacionados

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

spot_img

ULTIMAS NOTICIAS

- Advertisement -spot_img
- Advertisement -spot_img